Bitcoin

domingo, 22 de marzo de 2020

Sustancias ilegales

Hay que ver la cantidad de gentuza y morralla que hay en mi pueblo y alrededores dedicándose al tráfico de estupefacientes. El delito menos grave, es la venta de tabaco a granel, pero que genera unas ganancias mininas a quien se dedica a ello, con la consecuente pérdida en impuestos indirectos sobre las labores del tabaco, que se estaría beneficiando el estado, y por tanto, todos nosotros, españoles.

Hay quien se dedica a plantar una semilla de cáñamo y hacer su propia marihuana, y quien lo hace para la venta al público. Quien no, se dedica a temas más complicados y delitos más graves como el tráfico de cocaína y otros estupefacientes más dañinos, entre ellos, el opio y sus derivados.

Pero es que hay, en nuestros campos, lugares donde se planta legalmente todos estos productos, para bien, farmacia, medicamentos o para su venta regulada.

Yo lo veo como las transacciones económicas donde no hay factura detallada o donde no figura ningún impuesto ni nada, versus, las transacciones económicas cien por cien legales.

El problema de la droga es algo que lleva con los seres humanos, desde siempre. Desde que el ser humano es humano, y desde que Dios dijo la primera palabra. Hizo al mundo, al hombre, y todos los animales y plantas que hay en él. Porque las drogas no son sino plantas o productos orgánicos que más allá de ser alimentos, nos producen un efecto alterado de nuestra conciencia. No digo que esté ni bien, ni mal, simplemente que está. Y como está, ha estado y estará, a veces puede causar problemas a los consumidores de estas sustancias. Conociendo los riesgos y gracias a la sanidad pública de este país, a la información en centros de enseñanza y demás, hacemos a nuestra población más resistente a padecer una adicción severa a cualquier de estas sustancias.

La cosa está en si legalizar la droga o no legalizarla. El tabaco es legal, el alcohol también. El tabaco es altamente adictivo y el alcohol es la droga dura legal más peligrosa que existe. Si no, pregúntenselo a cualquier exalcohólico. Porque el alcohol puede llegar a matar. Pero en dosis controladas, puede llegar a ser una experiencia muy placentera. Lo mismo digo de la marihuana, pero es una droga blanda que conlleva una alta peligrosidad por el potencial que tiene de generar demencia. Así como cualquier otra droga alucinógena que son altamente peligrosas en cuanto a efectos dañinos también de enfermedad mental severa.

La cocaína es un veneno que te mata poco a poco sin darte cuenta, te lleva a la bancarrota y va ligada al consumo de alcohol en altas dosis y otros estupefacientes.

Éxtasis, pastillas, pirulas, ácidos, cristal, crack… Todo mierda pura. Sintética y de laboratorio, pura química.

Opiaceos: Heroína, relajantes musculares, ansiolíticos… El efecto opuesto al de la cocaína. También altamente adictivos e igual de dañinos.

Señoras y señores, ¿Legalizar todo esto? Pues un día estaba yo muy convencido de legalizar todo tipo de drogas. Para acabar con ello con todo tipo de mafias.

Hoy en día, pienso que las mafias no se acabarían con la legalización de las drogas. Quizás si habría un mayor control en la calidad de las sustancias, evitando riesgos al consumidor. Pero creo, ante todo, que lo que se necesita es mucha concienciación.

Y decir que gran culpa de que el país no vaya como debe, es a causa de este tráfico, generador de dinero negro, delincuencia y pobredumbre.

Sean conscientes de la existencia de este problema y eduquen bien a sus hijos. Que vayan a la escuela, desde bien pequeños a la guardería, que estudien, se formen para ser unos buenos ciudadanos. Padres y madres, tienen una gran responsabilidad cuando deciden traer una nueva vida al mundo, sean consecuentes.

La Puebla de Cartagena a 22 de Marzo del 2020


Juan Montoya López, Almirante.

No hay comentarios: